IMSS reitera importancia de la cultura de la donación de órganos

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Chihuahua recuerda a la población la importancia de la donación altruista de órganos, tejidos y células para proporcionar esperanzas de vida a personas que necesitan un
trasplante, con motivo del Día Nacional de la Donación de Trasplante de Órganos y Tejidos y Células que se celebra este 26 de septiembre.

En México existen más de 20 mil personas que requieren de un órgano o tejido para seguir viviendo. Según estadísticas del Registro Nacional de Trasplantes, 12 mil están en lista de espera de un riñón; cerca de siete mil 500 de una córnea; y el resto necesita un hígado, corazón, páncreas o pulmón, o una combinación de algunos de estos órganos.

Una persona puede necesitar un trasplante de órganos si uno de éstos no funciona adecuadamente por una enfermedad o lesión. Los órganos que pueden trasplantarse incluyen: corazón, intestino, riñón, hígado, pulmón, además del páncreas informaron especialistas del Seguro Social.

El trasplante es el único método para sustituir un órgano o un tejido que no es funcional en una persona, ya que este procedimiento quirúrgico multidisciplinario tiene el propósito de restituir la función perdida.

Sin embargo la falta de cultura de la donación en la población ha contribuido a que aumente la demanda y como consecuencia se realicen menos trasplantes. 

Entre los órganos y tejidos más requeridos, se encuentran: en primer lugar, las córneas, seguido de los riñones, corazón, hígado y pulmones.

Las enfermedades crónicas en nuestro país hacen que muchos pacientes requieran de un órgano y un tejido, y aunque obviamente lo mejor es la prevención, muchas enfermedades conllevan a estos padecimientos, por lo que
hoy en día México cuenta con una tasa de donación baja la cual ha ido incrementando paulatinamente.

Por ello el IMSS promueve entre la población la donación altruista de órganos y tejidos, como un acto solidario, cívico, responsable y habitual, que contribuye a dar esperanza de vida a personas que lo necesitan.

Para realizar un trasplante es necesario distinguir entre dos tipos de donadores: el llamado cadavérico, es cuando los órganos provienen de una persona con muerte cerebral a causa de una lesión fatal que daña al cerebro - ya sea por
accidente o enfermedad-, lo cual ocasiona el cese total e irreversible de las actividades de una persona, pues éste pierde la respiración y muere.

El segundo, es el donador vivo relacionado, es decir, una persona que dona un órgano o una parte de él, siempre y cuando la función vital pueda ser compensada por el organismo del donante de forma adecuada y
suficientemente segura.

La donación es un acto libre y voluntario, por lo que se invita a las personas que conozcan más sobre esta forma de salvar vidas, a que se informen en las unidades de medicina familiar y hospitales, con el fin de promover esta cultura
que brinda esperanza a quienes necesitan de un órgano para seguir viviendo, con ello, se pueda brindar mejor calidad de vida a los derechohabientes que presentan problemas renales, oftalmológicos, hematológicos, cardiacos y hepáticos.
Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.