Rumbo al 2018, las precampañas se pintan de rojo

Sujetos armados asesinan a Santana Cruz Bahena, alcalde electo y quien tomaría posesión en próximas fechas de Hidalgotittlán, municipio al sur del estado de Veracruz. Santana era perteneciente al partido Nueva Alianza y tomaría la alcaldía por segunda vez en el municipio.
Los diversos partidos han visto manchadas sus filas de sangre en plenas precampañas rumbo a las elecciones de este 2018.

De diciembre a la fecha, 12 políticos han sido asesinados y, al menos, 5 aspiraban a algún cargo en el próximo proceso electoral.

Anoche, por ejemplo, fue asesinado en su domicilio, Sabino Mejía, militante del PRD y director de Protección Civil en Santiago Ixcuintla, Nayarit.

Esta mañana, el exedil de Mixquiahuala, Hidalgo, Miguel Ángel Licona, del PRI, y su hijo también fueron asesinados en su casa.

Las ejecuciones se han registrado principalmente en Guerrero y Jalisco, con tres casos, así como en Tabasco, Baja California, Chiapas, San Luis Potosí y Oaxaca.

Apenas el 31 de diciembre, Marino Catalán Ocampo, uno de los precandidatos del PRD a la alcaldía de José Azueta (Zihuatanejo), en la Costa Grande de Guerrero, fue ejecutado en la cabecera municipal por desconocidos cuando se transportaba en una camioneta.

Ese mismo día, Adolfo Serna, aspirante priista a la alcaldía de Atoyac de Álvarez, en el mismo estado, murió tras ser agredido a balazos cerca de las 21 horas en pleno centro de Atoyac, cuando se dirigía a su domicilio.

Adolfo Serna fue la quinta víctima de alto perfil asesinada en menos de cuatro días al cierre de 2017; cuatro de los muertos eran militantes del PRD: un alcalde, un regidor y dos aspiraban a una alcaldía.
El 29 de diciembre, el alcalde perredista del municipio de Petatlán, Arturo Gómez Pérez, fue asesinado de tres disparos de arma de grueso calibre cerca de la medianoche, al interior de una pozolería donde cenaba con su familia. Los hechos ocurrieron en la región de la Costa Grande.

El 21 de diciembre, el precandidato del Partido Acción Nacional (PAN) por el municipio de Tampamolón en San Luis Potosí, Ángel Medina Burgaña, fue ejecutado en un criadero de gallos por dos sujetos a bordo de un auto.

Está el caso del alcalde de San Pedro El Alto, Oaxaca, José Santos Hernández, del PT, quien fue ultimado la noche del viernes 8 de diciembre, cuando regresaba de una fiesta patronal y fue interceptado por un grupo armado.

También el de Bochil, Chiapas, Antonio Zenteno Albores, del PRI, quien murió tras recibir dos balazos de dos sujetos que iban a bordo de una motocicleta el 18 de diciembre pasado.

Entre las víctimas mortales también se encuentran dirigentes regionales, como el de Morena en el municipio de Casimiro Castillo y el de Movimiento Ciudadano en La Huerta, ambos en Jalisco, además de abogados y empresarios que buscarían un puesto de elección popular en los próximos comicios.
Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.