Emite la Secretaría de Hacienda y Crédito Público comunicado sobre el tema Chihuahua

Ciudad de México.-La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)  rechaza que algún funcionario de esta dependencia haya actuado fuera del marco de la Ley en el proceso de transferencia de recursos federales, y reitera categóricamente que en ningún momento se condicionó la entrega de participaciones económicas al estado de Chihuahua. Los recursos en éste y en todos los casos de las entidades federativas, han sido entregados en tiempo y forma.
 
Por otro lado, la dependencia rechaza que se entreguen recursos discrecionalmente a Estados de la República en función de los partidos que los gobiernan.  Incluso, la entidad que menos recursos recibió el año pasado fue Zacatecas, y que en todo caso las asignaciones no son hechas por la Secretaría de Hacienda, sino que se incorporan en el Presupuesto de Egresos de la Federación con la aprobación correspondiente del Congreso, votado por los partidos políticos.
 
El convenio firmado con Chihuahua para la transferencia de recursos extraordinarios –sujeto a una clara cláusula de que haya para ello suficiencia presupuestal - es el mismo que se establece con todos los estados, aunque en el caso chihuahuense hay en curso un proceso que cuestiona su legalidad, a pesar de que se haya firmado y utilizado uno similar el año anterior o incluso otros en 2017, que fueron cubiertos en su momento.
 
Los convenios establecen con claridad y puntualidad, la obligación de la entidad federativa a destinar los recursos federales transferidos para el fortalecimiento financiero de sus finanzas públicas y de realizar todas las acciones necesarias para que los recursos sean ejercidos en tiempo y forma, bajo los principios de control, transparencia y rendición de cuentas, de conformidad con lo establecido en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, su Reglamento y demás disposiciones aplicables. Es decir, el destino final específico de los recursos federales es determinado por la entidad federativa bajo su más estricta responsabilidad.
 
Asimismo, es la Auditoría Superior de la Federación, conforme al Artículo 79 de la Constitución Política, quien tiene la facultad de fiscalizar directamente los recursos federales transferidos a las entidades federativas, en el marco de la autonomía técnica y de gestión que le otorga nuestra Constitución. En este sentido, la Secretaría de Hacienda trabaja en un marco de colaboración y respeto, proporcionando siempre la información que le es solicitada por dicho órgano autónomo.


 
México cumple con sus metas económicas con políticas prudentes y conservadoras: González Anaya
 
 
 
El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, aseguró que pese a la coyuntura actual, México cumple con sus metas económicas con políticas prudentes y conservadoras, que fortalecen el crecimiento y la generación de empleos.
 
Al participar en el Seminario de Perspectivas Económicas organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), González Anaya comentó que el país ha logrado destacar entre las economías del G20 y de América Latina, ya que alcanzó al cierre de 2017 un superávit primario, y estabilizó su deuda como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB).
 
El secretario de Hacienda comentó que ante un entorno de incertidumbre a nivel mundial que prevalece desde el año pasado, las reformas estructurales implementadas por la actual administración, siguen siendo pieza clave para continuar por la ruta del crecimiento y el incremento de la productividad.
 
Muestra de ello, dijo, es la generación de más de 3 millones de empleos formales,  y los 80 mil millones de dólares comprometidos de inversión en el sector energético producto de estas reformas. Explicó que no hay que soslayar el impacto de las reformas estructurales en la economía nacional.
 
En su exposición denominada “Entorno macroeconómico 2018”, González Anaya hizo notar tres retos que se habrán de enfrentar este año que están relacionados con el proceso electoral en México, la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la implementación de la Reforma Fiscal de Estados Unidos.
 
“La economía mexicana es competitiva y puede enfrentar y superar episodios de incertidumbre”, explicó el titular de la Secretaría de Hacienda quien destacó que en los últimos cinco años la base de contribuyentes en México se incrementó de 38 millones en 2012 a 64 millones de causantes al cierre de noviembre de 2017.
 
El  Seminario de Perspectivas Económicas organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México reúne a alumnos, exalumnos, académicos y al público en general para dialogar sobre los temas económicos y políticos de trascendencia para el país.
 
 
 
Entrevista concedida por el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya,  al término de su ponencia en el Seminario de Perspectivas Económicas 2018 del ITAM
 
Buenos días, buenos días a todos.
Pregunta: (inaudible) ¿Qué otros estados son los que no recibieron estos recursos por convenios?
Secretario José Antonio González Anaya: Miren, hay varias cosas que tenemos que poner en contexto, y si me gustaría poner un poco estas cosas en contexto. A Chihuahua se le entregarón todos los recursos que se le tenían que entregar en tiempo y forma, hasta el último centavo. 
Esto implicó que recibiera más de dos mil millones de pesos en recursos adicionales en el transcurso del año. Esto está vigilado alrededor de la Comisión de Funcionarios Fiscales, en donde están todos los secretarios de finanzas de los estados, que ya se pronunció diciendo que se entregaron todos los recursos en tiempo y forma. La CONAGO ya habló, hizo un pronunciamiento alrededor de que los recursos se han entregado en tiempo y forma.
El tema que viene alrededor de estos recursos, no tiene que ver con los recursos que se están marcando por la Ley.  Estos convenios de recursos adicionales, se firman con todos los estados, se firmaron algunos con Chihuahua y, una clarificación y hago un paréntesis, porque se ha dicho que ha habido varias razones.
Y ha habido varias razones porque el gobierno de Chihuahua pidió dinero extra a través de cuatro convenios, entonces, tengo que explicar por qué dicen que fue una explicación u otra explicación.
De los cuatro convenios, uno se pagó, otro la cuenta de banco estaba mal, y dos no se pagarón porque faltarón recursos. No hay contradicción en las explicaciones.
Ahora, sobre el tema y las declaracaciones que salen hoy alrededor de la Secretaría de Hacienda quiero ser muy claro. La Secretaría de Hacienda transfirió estos recursos a través de estos convenios con estricto apego a la Ley. Estos convenios se vienen usando desde hace mucho tiempo y tienen dos clausulas, que a mí me gustaría resaltar.
La clausula dos, no es exactamente la primera, pero la clausula dos, habla que estos convenios se dan cuando hay suficiencia presupuestaría, y la clausula seis dice que es responabilidad del Estado ejecutar y vigilar que estos recursos se lleven a buen uso, no es facultad de la Secretaría de Hacienda ejecutar esos recursos, se transfieren al Estado y el Estado los ejecuta.
Sin embargo, estos recursos sí son fiscalizados por la Auditoría Superior de la Federación. Nosotros estamos absolutamente comprometidos con la transparencia. La Secretaría de Hacienda tiene un régimen de transparencia presupuestal mucho más transparente que el gobierno de Chihuahua.
Entonces, aquí yo quisiera dejar muy claro. Yo estoy seguro que en estos cuestionamientos que se hicierón nosotros actuamos con estricto apego a la Ley, y los funcionarios hacendarios actuarón con estricto apego a la Ley.
Y termino.En ningún momento se condicionó la entrega de recursos a la investigación,  de ninguna manera. Nosotros estamos siempre a favor de la transparencia,  pero, en estos últimos días pues ha venido saliendo la razón. Se cuestionó el mecanismo, el convenio. El convenio que está en cuestión hoy, es el mismo mediante el cual se quiere que se le de recursos otra vez, imagínense ustedes.
Pregunta: Se menciona a Isaac Gamboa en la investigación (…) a los Estados que no son priistas con fines electorales.
Secretario José Antonio González Anaya: Ese análisis es bien interesante también, por qué se dice que Hacienda retiene unos recursos o asignan menos recursos a los estados no priistas.
Dos anotaciones: Hacienda no asigna esos recursos. Esos recursos están asignados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, que por cierto, fue votado por todas las fuerzas políticas de este país, excepto Morena.
Entonces, Hacienda no asignó más o menos, pero de ahí es interesante porque leí ese artículo y, el Estado que menos que más disminución tuvo, fue un estado priista, no sé si lo notaron. Entonces no entendí esa aseveración y, además, hay que ponerlo en contexto porque eso es uno de los Fondos mediante los cuales se le transfieren recursos a los estados, el ramo 23, hay otros.
Pregunta: (Inaudible) pero es que esos ramos son poco transparentes, ¿también va a haber recursos, porque están diciendo?
Secretario José Antonio González Anaya: Hubo otros Estados que tampoco recibieron recursos y sin embargo, no, esto se va a mantener así que otros que no tuvieron. Sin embargo, yo los invito a que vean que la CONAGO ha dicho que no siempre se recibe todos los recursos que se solicitan, pero siempre ha habido un trato respetuoso e institucional en la Secretaría de Hacienda.
Pregunta: (Inaudible) ¿es golpeteo político?
Secretario José Antonio González Anaya: No entiendo yo cuál está, siempre ha habido una relación respetuosa con el gobierno de Chihuahua, va más allá, insisto. Yo regreso a donde empecé, el gobierno del estado recibió 2 mil millones de pesos adicionales a su presupuesto.
En otro medio de comunicación, en La Jornada, se publica que solicitó un crédito de 2 mil millones, pues más bien la pregunta que ustedes tienen que hacer es, ¿dónde están esos 4 mil millones de pesos? Ahora sí que esa no una pregunta que me concierne a mí, y me sumo al cuestionamiento que hizo Ciro Gómez Leyva hoy en la mañana, en la cual dice, que le extraña que se esté, no exactamente en estas mismas palabras, que se estén sacando información,–no digo por quién, de una investigación.
Hay una máxima jurídica en la cual las investigaciones son privadas y los juicios son públicos, entonces pues bueno.
Pregunta: ¿Hay un escenario realista en donde sí van a poder transferir este dinero pendiente en este trimestre?
Secretario José Antonio González Anaya: Bueno, todo depende porque el gobierno del Estado ha anunciado que está controvirtiendo el mecanismo. Entonces pues si está controvirtiendo el instrumento jurídico mediante el cual se transfieren estos recursos pues dificulta la operación sin duda alguna.
Pregunta: ¿La Fiscalía de Chihuahua está mencionando a Isaac Gamboa en la investigación que lleva en el caso de Alejandro Gutiérrez que es funcionario actualmente?
Secretario José Antonio González Anaya: Yo reitero, la Secretaría de Hacienda y los funcionarios de Hacienda, nosotros estamos tranquilos, han actuado con estricto apego a la Ley e insisto, la Secretaría de Hacienda no se opone y no condiciona recursos por la investigación que está en curso. Nosotros estamos todo, a favor de la transparencia. Muchas gracias.
ooOOoo
 
 
 
 
Mensaje del secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, en el Seminario de Perspectivas Económicas “Retos y oportunidades para el próximo sexenio”  
 
 
 
Orgullosamente traigo la corbata del ITAM.
Pues gracias, muchas gracias al Rector por haberme invitado a participar; a la sociedad de alumnos y de exalumnos del ITAM por invitarme a participar en este tradicional y prestigiado seminario a principios de año, que siempre ocurre.
A mí me da mucho gusto estar aquí y me gustaría platicarles un poco de cómo está, cuál es nuestra perspectiva económica y hacer un poco un recuento de qué es lo que ha pasado en los últimos años en materia económica en México. 
En la primera parte de la presentación hablaré del pasado,  la segunda de la coyuntura y la tercera del futuro. 
Es interesante, porque en los últimos años México ha enfrentado vientos en contra, como decimos los economistas, y voy a platicar de cada uno de estos temas en detalle. 
En primer lugar, se cayó la plataforma de producción de petróleo. Como lo comenté cuando era director de Pemex, la naturaleza fue generosa con México pero, no fue eterna. Nos dio un Cantarell.
Cantarell ha tenido un proceso de declinación y eso ha hecho que la plataforma de producción vaya cayendo gradualmente en los últimos años. Pero esto se complicó porque además durante  este periodo se cayó el precio del petróleo de manera espectacular, diría yo.  De 100 dólares por barril - y esto a mí nunca se me va a olvidar- a la semana que yo entré a Pemex, el precio de la mezcla mexicana fue de 18. 
Entonces sí había algo de presión en las finanzas de Pemex y del país en ese momento; ha regresado, pero el cambio sigue siendo enorme, sigue siendo una caída de la mitad del precio del petróleo.
Esto, por sí sólo, ya es un impacto importante. Una gráfica aquí dónde ponemos el PIB petrolero y no petrolero pues se ve la caída del PIB petrolero en la lámina izquierda, y cómo se afectaría si no tuviéramos petróleo,  el PIB no petrolero como está claramente por encima del PIB petrolero.
En segundo lugar hubo una debilidad de toda la economía mundial me atrevería yo a decir. Desde la crisis de 2009 nunca hubo una recuperación franca alrededor de la economía mundial, pero sobre todo en el 2015 y en el 2016 el sector industrial norteamericano cayó de manera bien importante. Eso claramente tiene un impacto en nuestras exportaciones que también tiene un impacto al mismo tiempo con la parte petrolera. 
En tercer lugar hubo un ambiente de incertidumbre en los mercados financieros. Es difícil, hay muchas maneras de medir la incertidumbre, aquí escogimos una, alrededor del movimiento del tipo de cambio y lo que vemos es que todas las economías emergentes, o la gran mayoría de las economías emergentes tuvieron una depreciación de sus monedas con respecto a la nuestra.
México es de los mejores, de los que mejor le va, con la posible excepción de India. Pero de todas maneras hay una depreciación real de las monedas.
¿Qué hicimos? ¿Qué hicieron mis predecesores? Más bien, qué se hizo en México alrededor de enfrentar estos vientos en contra. Primero, la respuesta de la economía ha sido buena debido a políticas prudentes y conservadoras. Déjenme enumerar algunas de ellas.
Primer lugar, la gráfica de la izquierda lo que saca es cuáles eran las proyecciones del balance primario, del déficit primario de los gobiernos. Hay tres,  la gráfica verde es del G20, la gris es de América Latina y la roja es la mexicana. Eso es lo que se dijo parados en el 2013, que se iba a hacer.
El G20 se iba a mover a un superávit primario con gran fuerza, México iba a tener un año más de deterioro y de ahí íbamos a empezar a recuperarnos. 
Vean lo qué pasó. México sí se empieza a recuperar y parados hoy, el único que cumplió fue México. México sí tiene un superávit primario, cerramos con un superávit primario el año pasado por primera vez en muchísimo tiempo. Las economías del G20 siguen en un déficit y las de América Latina igual. Las proyecciones hacía adelante van a ser que vamos a continuar con esta tendencia de consolidación fiscal que se ha llevado a cabo durante esta administración.
Esto se refleja en la medida más amplia de la deuda. Igual, lo que vemos es que los países del G20 proyectaban una reducción drástica de sus deudas y México y América Latina una estabilización de su deuda hacía adelante.
¿Qué pasó? Otra vez, el único que está cumpliendo es México. Claramente el G20 deterioró su razón de deuda como porcentaje del PIB, México también lo deteriora en el primer par de años, pero del último año a la fecha vemos una clara disminución de la razón de deuda pública como porcentaje del PIB.
Esta es el ancla de toda política macroeconómica y México lo ha hecho bien. 
Esta es otra manera de verlo. Me voy más rápido.
La gráfica de la izquierda son los requerimientos financieros del sector público y lo que vemos es una continua reducción del déficit en los últimos años.
El balance primario se vuelve positivo en el 2017, con y sin los excedentes del Banco de México, esto es importante recalcarlo.
Y de ahí, por último, desde el 2016 una tendencia clara a la reducción de la deuda como porcentaje del PIB.
Hay una pregunta que siempre sale y bueno, ¿por qué se deterioró? Eso fue deliberado. Era una política contra cíclica, estaba la economía menos apretada en un tema enfrentando -como ya dije- caídas en el precio del petróleo y caídas en la demanda externa.
Era lo correcto tener una política contra cíclica y con los movimientos del tipo de cambio, este deterioro se compone y se suma.
¿Qué otra cosa ocurrió? Ya lo habló el gobernador del Banco de México, no me detengo mucho tiempo aquí. Una política monetaria prudente y congruente con el escenario.
Claramente la inflación ha venido a la baja en los últimos años. La gráfica de en medio es interesante, sobre todo en la coyuntura actual. No hay duda que enero tiene una estacionalidad de incremento de precios bien alta. Siempre los precios en enero se incrementan más que en el resto del año. 
Pero la gráfica de en medio es interesante porque la línea roja es los incrementos quincenales, y se denota como sí el año pasado, el  principio del año, sí tuvo un incremento de precios bien importante,  pero el resto del año convergió, o sea, el resto del año es muy parecido al promedio de los últimos años.
Ya el gobernador del Banco de México dice que ellos esperan, nosotros esperamos y todos los analistas esperan una reducción en la inflación  arrancando en enero y hacia adelante.
No me detengo mucho más que decir que la última gráfica, que son las expectativas de la inflación hacia adelante, se ven claramente ancladas, no se ve un proceso de aceleración de la inflación.
¿Qué es lo segundo que se hace para enfrentar estos vientos en contra? Las reformas estructurales. 
Todos conocemos estas reformas estructurales, tampoco me quiero detener demasiado tiempo en esto, pero no hay manera de soslayar el impacto que las reformas estructurales han tenido en la economía.
La Reforma Energética, de la cual yo fui beneficiario estando como Director de Pemex, se ha comprometido más de 80 mil millones de dólares de inversiones. Esa es una cifra bien difícil de comprender; o sea, 80 mil millones de dólares es así, la deuda casi del país y el orden la deuda de muchas compañías petroleras sumadas, en fin, es un número bien grande.
La Reforma de Telecomunicaciones, una inversión comprometida de 8 mil millones de dólares; la Red Compartida va a aumentar la cobertura de banda ancha a más del 90 por ciento del país. En los últimos cuatro años las tarifas de telefonía móvil se han caído de manera bien importante en el país, dándole acceso a muchísima gente a todos los servicios de telecomunicaciones.
Los ingresos tributarios han aumentado de manera bien importante, compensando la caída de los ingresos petroleros. Hace mucho tiempo a principios del 80´s más del 80 por ciento de las exportaciones de México eran petroleras, al día, desde hace cinco años las exportaciones petroleras son de menos del 10 por ciento.
La economía mexicana dejó de estar petrolizada, pero el argumento era que las finanzas públicas estaban petrolizadas. Eso ya no es cierto, lo veremos en las siguientes láminas.
La Reforma Financiera ha aumentado el financiamiento al sector privado más de cuatro puntos del PIB, que es un impacto enorme, eso le da acceso a financiamiento a un montón de empresas en el sector para que puedan crecer.
La Ley de Competencia, está aquí la presidenta de la Comisión de Competencia, garantiza y le da una serie de facultades para poder fomentar la competencia en el país.
La Reforma Laboral -regresaré yo a esto- ha tenido un impacto enorme con la creación de empleos formales.
La Ley de Disciplina Fiscal ha reducido el costo financiero a los estados.
Y, por supuesto, la Reforma Educativa, que es la base del incremento de productividad en el país está teniendo un impacto importante.
Nada más un número, que 8 de cada 10 alumnos que van a educación superior es la primera generación que van en México, eso es un impacto enorme.
Esta es la Reforma Fiscal, y tengo que hablar de la Reforma Fiscal viniendo de Hacienda. Esta gráfica es bien interesante, como decía yo en el 2012 el 39 por ciento de los ingresos presupuestales venían del petróleo, hoy es 18. Ciertamente Pemex sigue siendo el mayor contribuyente de las finanzas públicas, pero el grado de dependencia es mucho menor. Eso es un avance importantísimo, una diversificación importantísima de las finanzas públicas mexicanas.
El balance del crecimiento económico es muy diferente. Tenemos un crecimiento mucho más balanceado. La parte izquierda de la lámina lo que vemos es que lo que jalaba a la economía mexicana típicamente era el crecimiento de las exportaciones.
Una de las debilidades que aquí en este seminario se comentó era el crecimiento de las fuentes internas de demanda en la economía.
¿Qué vemos? Que cuando se cae la demanda de exportaciones debido a la caída en la actividad económica en Estados Unidos, el consumo interno toma ese lugar y crece de manera bien importante permitiéndole a la economía mexicana mantener su ritmo.
Y ahí en segundo, se llegan a niveles relativamente sostenibles, en la cual el consumo interno y las exportaciones, los dos están creciendo a la vez de manera bien importante.
La Reforma Laboral ha tenido un impacto enorme en el crecimiento del empleo formal. Aquí en todas las clases veíamos y en lo que vemos en esas gráficas es cómo los empleos formales crecían a la misma velocidad que la economía, y desde el 2013 el empleo formal crece mucho más rápido.
La creación de más de tres millones de empleos en una sola administración, como se ve ahí, es un impacto enorme. Y tener un empleo formal significa tener acceso a salud, ahorrar para el retiro, tener un respaldo en caso de tener un accidente de trabajo o fuera de trabajo, tener acceso y libertar para utilizar los servicios de guardería para poder trabajar; esto tiene un impacto de trabajo enorme sobre todo en las familias jóvenes, etcétera.
Es una gráfica bien importante porque siempre cuando se habla de México, se habla que México no crece igual que otras economías a las cuales debería estar creciendo México, y siempre se hacen las comparaciones con Argentina, con Brasil con Rusia.
Y lo que vemos aquí es que desde el 2014 a México le ha ido bien. Todas estas políticas de las que he estado hablando los últimos minutos, la estabilidad macroeconómica y prudente, las reformas estructurales, han llevado a que México ha crecido el 2.8 por ciento. Ciertamente quisiéramos crecer más rápido, pero ciertamente al entorno mundial, México lo ha hecho bien y le ha ido bien con estas políticas. 
Déjenme hacer una reflexión del 2017 contra el 2018. Yo estoy seguro que muchos de ustedes me invitaron a platicar y veo muchas caras conocidas, estaban aquí en esta época del año pasado; bien diferente el arranque del año, económicamente hablando,  el año pasado y este. El año pasado estábamos en niveles de tipo de cambio de 22, de eso se hablaba en todas las mesas de café, hoy está en 19.3, 19.2; primer cambio importante. 
Todas las calificadoras tenían sus calificaciones en una perspectiva negativa, hoy todas, menos una, tienen la perspectiva de México, estable.
Durante todo el año, al final del día el 2017 le fue a México otra vez bien. Veamos como arranca el año con una perspectiva de crecimiento de cerca de 1.5 y durante todo el año las expectativas de crecimiento fueron creciendo hasta llegar un poquito más del 2 por ciento, y las perspectivas de crecimiento para el 2018 son un poquito más altas, como del 2.2 por ciento.
Más aun, los analistas poco a poco van llegando a consenso sobre cuál es el crecimiento o cuál va ser el crecimiento de la economía mexicana.
Entonces, si ustedes hacen memoria, y por un momento no cierren los ojos pero hacen memoria de cómo estábamos el año pasado, pintaba diferente.
Otra vez, las perspectivas de inflación, el gobernador de Banco de México ya habló sobre ellas. Pero lo que vemos ahora es que, insisto, para que no saque del contexto, en el enero los precios siempre se incrementan más que en el resto de los meses. La pregunta es ¿si los incrementos en este enero son atípicamente altos, como lo fueron en enero del año pasado? Parece ser, todavía no hay datos de este año, habrá que esperar, pero parece ser que no, aquí estamos citando un análisis del periódico El Financiero, en donde hay indicaciones preliminares en los cuales los incrementos de precios de este enero son más bajos. 
El Gobernador en su presentación anterior ya dijo que ellos están esperando una baja en la inflación.
¿Qué vemos hacia adelante? Ha cambiado la perspectiva del año pasado y éste, ha cambiado la perspectiva de los último años y yo no tengo más que hablar bien de mis predecesores, que en los últimos años han tomado decisiones difíciles, no siempre las más populares, pero ciertamente acertadas alrededor de la conducción macroeconómica del país.
¿Qué vemos hacia adelante? Pues tampoco es secreto, hay tres temas que nos traen incertidumbres al país hacia adelante: por supuesto el proceso electoral, esto es normal, no sólo en México sino en todo el mundo, que haya movimientos, incertidumbre sobre que viene hacia adelante, pero la democracia mexicana ha ido madurando en los últimos 10, 15, 20 años. Hay instituciones, hay concesos respecto a las responsabilidades que tenemos, etcétera.
Las otras dos, el TLC, otra vez recordemos cómo estábamos en el año pasado y cómo estamos hoy. El año pasado había absoluta incertidumbre sobre qué iba a pasar, hoy hay método y hay proceso. Entrando, el 23 de enero, Estados Unidos anunciaba que se salía del TTP, no sabíamos qué iba a pasar con el Tratado de Libre Comercio, con el TLC. 
Hoy ha habido método y proceso, cinco rondas de negociación exitosas, dos capítulos concluidos, capítulos con acuerdos importantes. La Secretaría de Economía tiene como responsabilidad llevar esto. Entonces, vamos viendo pero es diferente no saber qué va a pasar y saber que hay rondas y que hay métodos, acaba de ocurrir una ronda, en un par de semanas hay una ronda ministerial en Canadá, etcétera.
Segundo, La reforma fiscal estadounidense. Aquí la economía mexicana lo primero que diría es que sigue siendo competitiva, déjenme platicar un poquito de la naturaleza de la reforma fiscal norteamericana.
En primer lugar tengo que ser cuidadoso de poner calificativos aquí, entonces déjenme mantenerme de manera absolutamente objetiva. 
La reducción es una reforma bien compleja y bien grande, tiene una reducción de impuestos del orden de cinco trillones de dólares y un aumento de impuestos del orden de  tres y medio trillones de dólares. Para no hacerle de muchas vueltas, al final del día esto tiene un impacto que aumenta el déficit fiscal americano de 1.4,   casi un trillón 450 mil millones de dólares. Aquí,  para no confundir los trillones y los millones de millones o billones, es  1.4 millones de millones de dólares, es una cifra enorme.
Segundo: EU está muy cerca de estar de pleno empleo, no queda claro que una reforma fiscal, que como se enseña aquí en el ITAM, tiene un efecto de ampliación que el calentamiento en la economía, sea lo más deseable, no sabemos qué impacto va a tener, pero esto seguramente tenderá a una expansión de la economía que podría llevar a un nivel de calentamiento, con lo cual va a forzar a la Reserva Federal a reaccionar más rápido de lo que lo estaba haciendo antes.
Tercero: Es un reforma bien regresiva, algunas estimaciones de analistas ponen que el 1% de los contribuyentes reciben más del 40% del beneficio de la reforma. No es exactamente lo que queremos hacer aquí. 
Sin embargo, nosotros pensamos, la primera reflexión es los determinantes de competitividad no son nada más los fiscales. Si eso fuese así, los países con menor recaudación tributaria serían los más competitivos. Doy un ejemplo, no quiero hablar mal ni tener algún tema diplomático, es simplemente un hecho, los países que menos recaudan en el hemisferio son Haití y Bolivia, no son exactamente los países más competitivos del hemisferio. Entonces, por ahí no vienen todos los efectos de competitividad.
Sin embargo, además hay tratados de doble tributación y arreglos para evitar movimientos y erosión de bases entre los diferentes países, en los cuales no solo México y EU sino Europa y todos los países de la OCDE son parte de ellos. Es posible que se tengan que ajustar,  y se tendrán que ajustar hacia adelante. Como comentaba Gurría habrá que ver cómo terminan de aterrizar en las regulaciones los americanos a este detalle.
Hay que ver exactamente qué es lo que pasa con la reforma americana. Lo que todo mundo ve es una disminución de la tasa corporativa de 35 a 21. Eso no es así, nada más. Lo que sí es cierto que la tasa federal se disminuye de 35 a 21, pero quitan muchísimas deducciones a la vez, la más importante y la más fácil de entender es que quitan las deducciones de los impuestos locales.
Hago un ejemplo, los impuestos en California, Nueva York, Massachusetts, no todos, no en todos los estados, pero son del orden del 8%. Entonces hoy las empresas pagan 35% y deducen los impuestos locales de los estados. Después de la reforma van a pagar el 21 federal, pero el impuesto local de 8% no va a ser  deducible. Entonces la tasa se parece más a 21 más 8, como 29 que, insisto, como 29 se parece más al 30 nuestro.
Si a eso le sumas que le quitas las deducibilidades, por ejemplo le pones un tope a las deducibilidades de los intereses, pues ya tienen un impacto enorme, otra vez redistributivo; las empresas que tienen muchos pagos de intereses porque están apalancadas, tienen su tasa efectiva, se les eleva de manera bien importante; las empresas que no están apalancadas no les afecta, pero tienen todos estos detalles que hay que ir viendo.
Estamos trabajando. Mientras estoy yo aquí, el subsecretario de Ingresos está trabajando en una serie de mesas de diálogo con el sector privado, para ver qué cosas tenemos que hacer y como se está afectando la economía. 
Sé que el Rector hizo una presentación brillante sobre la reforma americana, así que ya tendré yo trabajo que hacer en revisar su trabajo, que no conocía, pero ya lo tengo ahí así que lo tendré que leer. 
¿En qué termino? Cuando el Presidente Peña Nieto me hizo el honor de nombrarme secretario de Hacienda, me dio varias instrucciones precisas que típicamente no se pueden resumir en una palabra, pero aquí sí. 
Mi misión es darle continuidad a la política económica que se ha venido llevando en los últimos años, mantener la estabilidad macro, continuar con la implementación de las reformas estructurales. En este año en particular dos temas coyunturales: transparencia presupuestaria en todo el tiempo, mantener el compromiso con la transparencia presupuestaria que se ha venido incrementando en lo últimos años, y asegurarnos de fondear bien de los esfuerzos de reconstrucción.
Con esto terminaría la presentación y les agradezco muchísimo la invitación de estar hoy aquí.
Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.