Wall Street se recupera y trae serenidad

 
Luego de que arrastrara a la baja a los mercados de Oriente y a las principales ruedas de Europa, Wall Street se recuperó este martes, tras el susto del lunes.
    
Un cierre en el parqué neoyorquino con índices estadounidenses en ascenso: el Dow Jones se elevó un 2,34% a 24.915,10 puntos, el Nasdaq avanzó 2,13% a 7.115,88 unidades, mientras que el S&P 500 mostró un progreso de 1,75% a 2.695,24.
    
Así, tras el colapso de la víspera, que registró pérdidas inesperadas del 4,6%, Wall Street recuperó parte de los perdido, aunque en su apertura se habían vuelto a registrar descensos en los mercados. Algo que impactó a Europa. Las ruedas bursátiles europeas vivieron hoy una jornada de fuertes caídas tras los descalabros de Wall Street en el arranque de la semana. La tendencia negativa contagió primero a los mercados asiáticos y repercutió más tarde en las pizarras de la Unión Europea. La Bolsa de Londres cerró con una caída de 2,64%, con el índice FTSE 100 a 7.141 puntos, mientras que Frankfurt se derrumbó 2,32% con el Dax a 12.392 unidades.
    
Lo mismo ocurrió en París, con un descenso de 2,35% a 5.161 puntos, mientras que la Bolsa de Milán mostró una pronunciada merma con el ídice FTSE en derrumbe un 2,08% a 22.347 puntos; mientras el Ibex español se ha dejado un 2,53% en su mayor caída en cuatro meses y cerró en 9.810 puntos, su nivel más bajo en 11 meses.
    
El impacto de Nueva York golpeó a Europa. En jornadas anteriores firmas de inversión como Goldman Sachs se planteaban cuándo comenzaría esa "inevitable" corrección en los mercados.
    
La pregunta ahora es qué magnitud alcanzará. Los propios analistas de Goldman recurrían a la estadística para señalar que la media de las correcciones en ciclos alcistas es del 13%, y suele prolongarse durante cuatro meses, el mismo plazo en el que los mercados logran recuperar lo perdido.
    
La espiral bajista adquirió fuerza con el descalabro sufrido ayer en Wall Street, en paralelo a la subida vertical en los índices de volatilidad. Tras cerrar el lunes con un descenso de 1.175,21 puntos -la mayor caída en toda su historia-, el Promedio Industrial Dow Jones registró pérdidas adicionales de más de 200 puntos antes de la apertura de hoy. Sin embargo, el comienzo negativo pronto cambió de tendencia.
    
A los malos pronósticos y el -2% de los primeros instantes le siguió una tendencia alcista superior al 1%, todo en la primera media hora de cotizaciones.
   
 "Hemos tenido una venta masiva de títulos, seguida de una compra masiva", explicó Peter Kenny,analista independiente a la agencia Bloomberg. "Se ha producido una variación de casi 1.000 puntos", añadió.
   
 Ante la situación de máximos, los inversores prestan atención a cualquier indicio que pueda apuntar a los recortes. Con el nuevo presidente de la Reserva Federal, la expectativa de que la subida de tipos de interés sea mayor de lo previsto hasta ahora han llevado cierto nerviosismo a los mercados. La subida de tipos que resulta beneficiosa para la renta fija y los bancos, tiene efectos más nocivos para las expectativas de beneficios de las empresas y para la renta variable.
   
 "Ni la situación económica de Europa, ni la situación de los mercados es igual que la de Nueva York, a la larga, no tienen porque seguir la misma tendencia", comentó Jaume Puig, director general de la gestora de GVC Gaesco.



Agencias
Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.