Presenta senadora Angélica de la Peña reforma“antichapulines”


La senadora por el PRD, Angélica de la Peña, propuso una iniciativa con el objetivo de que los candidatos postulados por los partidos políticos garanticen el cumplimiento de sus responsabilidades sin que salten de un cargo a otro y/o salten de un partido a otro sin rendirle cuentas a la ciudadanía.

En específico, la legisladora propone reformar el artículo 25 de la Ley General de Partidos Políticos para establecer que sea una obligación de los partidos políticos garantizar que los cargos que ejerzan las personas que hayan sido electas a cargos de elección popular, sean federales o locales, concluyan sus mandatos respectivos.

La iniciativa también propone adicionar un numeral 4 al artículo 11 y de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales para establecer que las personas que ejerzan cargos de elección popular, sean federales o locales, deberán concluir sus mandatos respectivos y se encuentran obligados a cumplir con el régimen de incompatibilidades previstos en la Constitución.

En su exposición de motivos, la legisladora señala que la iniciativa presentada busca cuestionar y abrir el debate sobre si deben existir un mínimo de obligaciones que las y los gobernantes y los representantes de elección popular tienen frente a la ciudadanía, en cuanto al desempeño en su cargo.

Considera que uno de los mínimos exigibles a los funcionarios debe ser la permanencia en el cargo por el que contendieron, se comprometieron, hicieron campaña y fueron electos.

Apunta que en los últimos meses hemos sido testigos de un fenómeno que viene a afectar fundamentalmente la vida democrática del país, es decir la constante fuga o transfuguismo de militantes de un partido político a otro, o bien para hacerse llamar independientes o dar un giro de 180 grados en sus concepciones políticas.

Ante esta situación, la senadora Angélica de la Peña afirma que todo representante popular que es electo por un periodo en específico debe terminar de manera completa su gestión; es decir, si una o un presidente municipal es electo debe concluir en su totalidad los tres años de su mandato y no abandonar su función para ir por otra posición política.

“Si una Senadora o Senador gana la preferencia del electorado su compromiso debe ser terminar los seis años para los que fue electo. Si un representante popular electo contiende en un nuevo proceso electoral para el cual pide licencia y pierde las elecciones, no debería tener la posibilidad de regresar a su posición anterior, como si nada hubiera pasado”, asevera la legisladora.


Redacción
Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.