Estados del norte se recuperan más rápido del gasolinazo

El índice de inflación en los estados del norte fue el que más disminuyó a finales del año pasado, debido a que fueron los primeros en liberalizar los precios de las gasolinas y enfrentar con antelación los efectos del gasolinazo de enero del año pasado.

De acuerdo al "Reporte sobre las economías regionales del último trimestre de 2017" del Banco de México, en este periodo la inflación general anual en la región norte fue la que más disminuyó en comparación con el tercer trimestre del año pasado. Esta pasó de 6.86% a 6.64%, cuando en otras regiones como el centro el índice subió de 6.49% a 6.83%.

Esa zona fue la primera en liberalizar los precios de la gasolina en enero del año pasado. Esto ayudó a que los precios de los energéticos en la región tuvieran un comportamiento más similar al de los precios que fluctúan libremente en Estados Unidos.

En varias ciudades de la región norte, específicamente en las fronterizas, los precios de las gasolinas estaban determinados por la evolución de sus referencias internacionales aún desde antes de que en 2017 comenzara el proceso para liberar los precios de esos combustibles en el país, explicó Daniel Chiquiar Cikurel, director general de Investigación Económica de Banxico, en la presentación del reporte.

Como consecuencia de esa apertura temprana del mercado, el rubro de los energéticos en la región norte fue reduciendo su ritmo de crecimiento anual mientras que en las demás regiones fue aumentando, explicó Chiquiar.

Adicionalmente, la inflación en esta región tuvo una menor alza gracias a que los precios de las mercancías no alimenticias, como los automóviles, los electrodomésticos y algunos artículos de limpieza e higiene personal, tuvieron menores incrementos en sus precios en comparación con otras regiones, detalló el documento.

En enero, al desvanecerse el efecto aritmético asociado con el incremento en los precios de los energéticos ocurrido a inicios de 2017, la inflación en todas las regiones descendió, situándose en 4.65, 5.34, 6.20 y 5.33 por ciento, en la región norte, centro norte, centro y sur, respectivamente.

Banxico refiere que en enero de este año, al desvanecerse el efecto asociado con el incremento en los precios de los energéticos que ocurrió a inicios de 2017, la inflación descendió en todas las regiones. La región norte reportó el menor nivel con 4.65%. En la región centro-norte el nivel fue de 5.34%, en el centro de 6.20% y en el sur de 5.33%.

Gasolina más barata en el sur

En su último informe de las economías regionales, el Banco de México agregó un cuadro que analiza las variables que influyen en el precio de las gasolinas.

De acuerdo a la institución, en la región sur es donde se registran los precios de las gasolinas más bajas, con 2.14% menos al promedio nacional, esto se explica porque los estados de esta región se encuentran más cerca de las zonas de abasto, entonces los costos por logística son menos caros que los registrados en otras regiones como la centro norte, donde se registran 0.83% precios más altos que el promedio nacional del costo de la gasolina Magna.

Estas diferencias en costos logísticos pueden obedecer a la distancia entre los puntos de venta de primera mano (las refinerías de Pemex o los puntos de importación) y las estaciones de servicio, al tipo de infraestructura para el transporte, almacenamiento y distribución del combustible, así como a la capacidad de esta para responder a la demanda.

Otra posible fuente de las diferencias en los precios del combustible entre las distintas regiones del país es el ambiente de competencia local que prevalece en dicho mercado, el cual puede aproximarse mediante el volumen de ventas de combustible por estación de servicio.
Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.