Entuerto con un avión ruso en Londres "Es una provocación británica"

La policía británica allanó un avión de la aerolínea rusa Aeroflot que había partido de Moscú y aterrizó en el aeropuerto londinense de Heathrow para una "búsqueda" que no especificó y que reavivó tensiones.
    
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia denunció el acto como "una provocación" del Reino Unido. El personal de la embajada rusa en Londres fue al lugar de los hechos para interiorizarse de lo ocurrido. Moscú realizó una protesta formal porque la policía británica hizo descender a las azafatas durante el registro e intentó quitar del lugar incluso a los pilotos, que se negaron. El episodio fue informado por las agencias rusas de noticias Interfax y Tass. La situación agravó la crisis diplomática tras las tensiones por el ex espía ruso -también con ciudadanía británica- envenenado en Inglaterra, Sergei Skripal junto a su hija, con un agente nervioso.
    
La premier británica, Theresa May, acusó a Moscú de esa acción, pero desde Rusia afirman que se trató de un "ataque de los 007 británicos".
    
El caso derivó en la expulsión de diplomáticos rusos de Gran Bretaña y otros países de Europa, así como de Estados Unidos, que cerró la sede diplomática del Kremlin en Seattle.
    
La dura réplica de Moscú no se hizo esperar, y ayer ordenó el cierre del consulado estadounidense en San Patersburgo y decidió el despido de su territorio de diplomáticos estadounidenses y europeos.
    
Los entendidos hablan de una grave crisis que remite a los tiempos de la Guerra Fría. Incluso en aquellos momentos de tensión permanente entre Estados Unidos y la Unión Soviética, nunca hubo un despido tan masivo de diplomáticos. 

Agencia
Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.