El doctor de la Casa Blanca retira su candidatura para un puesto en el gabinete

El médico de la Casa Blanca Ronny Jackson retiró el jueves su nominación para encabezar el Departamento de Asuntos de Veteranos tras denuncias de que distribuyó drogas indebidamente y de que estaba borracho en el trabajo.

"Estoy lamentablemente retirando mi nominación para ser Secretario del Departamento de Asuntos de Veteranos", dijo Jackson en un comunicado.

El médico reiteró que las acusaciones en su contra son falsas, pero dijo que se retiraba de todos modos debido a la distracción que estaban causando.

"Desafortunadamente, debido a la forma en que Washington funciona, estas acusaciones falsas se han convertido en una distracción para este presidente y el importante tema que debemos abordar: cómo prestamos la mejor atención a los héroes de nuestra nación", dijo Jackson.

La retirada de Jackson se produjo un día después de que él mismo indicara a periodistas que seguiría luchando y que su nominación "seguía avanzando según lo planeado".

Trump sorprendió incluso a sus colaboradores más cercanos hace un mes con un tuit nocturno anunciando que este contraalmirante de la Marina era su elección para dirigir el Departamento de Asuntos de Veteranos, que atiende a los militares retirados.

Jackson fue el médico de los presidentes Trump, Barack Obama y George W. Bush y fue bien considerado por muchos empleados actuales y anteriores de la Casa Blanca.

Pero se lo veía ampliamente como insuficientemente calificado para dirigir una agencia gubernamental notoriamente disfuncional y ya enfrentaba una dura batalla por la confirmación del Congreso.

Tras el anuncio, surgió una ola de acusaciones sobre su comportamiento, desde haberse desmayado en el trabajo y estrellar un vehículo del gobierno hasta repartir drogas entre empleados que le conocían como el "hombre de los dulces".


Agencia

Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.