Pico de gallo

Los kilos de Meade
Quien nos dicen se está preparando con todo para el próximo debate es el candidato del PRI, José Antonio Meade. Además de llevar buena información y estrategia, nos cuentan que don Pepe Toño llegará al debate con 10 kilos menos de peso que cuando arrancó la campaña. Nos hacen ver que no es sencillo que un candidato pierda peso durante la campaña, pues no en todos los lugares que recorren existen las condiciones para procurar una alimentación balanceada y con horarios fijos. Sin embargo aseguran que el cambio en el físico del aspirante presidencial es notorio.

El actual gobierno de Veracruz está dispuesto a pagar cinco millones de pesos a quien proporcione información sobre Luis Ángel Bravo Contreras, exfiscal del estado, por su probable intervención en la desaparición forzada de personas, por entorpecer la investigación y por apoyar a que los responsables eludieran acción de la justicia. Ordenó a personal bajo su mando ocultar y alterar el hallazgo de 13 cuerpos el 19 de enero de 2016, sólo reportaron seis. De los cuerpos restantes se desconoce identidad y ubicación. El que un funcionario de ese nivel participe en estos crímenes rompe todas las reglas del Estado. Bravo Contreras no sólo da una mala imagen a las instituciones, sino que representa un peligro para la sociedad, por tal motivo merece castigo ejemplar. 

Dicen que el ex secretario adjunto del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, retenido por el gobierno de Chihuahua, fue llevado a la enfermería del Cereso Estatal 1 en Aquiles Serdán, Chihuahua, donde se le expidió una certificación de salud.
Los familiares del ex dirigente priista denunciaron que ese tipo de revisión y expedición de documento solo se hace a quienes serán trasladados a otro penal, por lo que suponen que Javier Corral tratará de “esconderlo” en otra cárcel para evitar que la justicia federal lo envíe al Reclusorio Norte en Ciudad de México. Es decir, sigue la resistencia al acatamiento de la orden federal.

Está cada vez más claro. Gane quien gane, habrá nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. Andrés Manuel López Obrador, único candidato que se había pronunciado en contra del proyecto, ha matizado su postura en los días recientes. El lunes pasado planteó en el Foro Nacional de Turismo 2018 que no lo da por cancelado y que, en caso de resultar ganador, analizaría el tema junto con el presidente Peña. Dijo también que hay que concesionarlo y que lo que no le gusta es que haya dinero público en esa millonaria construcción. Luego, en Veracruz, sugirió que sean los actuales contratistas del aeropuerto quienes participen en la licitación y se conviertan en inversionistas.


Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.