Un agujero en el jardín de la Casa Blanca

Un agujero se produjo de improviso en el jardín de la Casa Blanca, debido a las recientes fuertes lluvias, y las redes sociales se llenaron de bromas y comentarios.
   
En Twitter apareció incluso la nueva cuenta @RealWHSinkhole ("sinkhole" es el agujero) y la CNN tranquiliza a los electores, asegurando que difícilmente este fenómeno geológico "engulla" a la familia Trump.
    
Sin embargo, el agujero no pasó inadvertido tampoco a las autoridades: hallado el domingo pasado en el jardín norte de la residencia, cerca de la entrada a la sala de prensa, al parecer se está extendiendo y actualmente lo estudia el National Park Service (NPS), la agencia federal estadounidense que se ocupa de los parques nacionales del país.
   
 Para conjurar el peligro de incidentes, el personal de la Casa Blanca lo cubrió y delimitó el área con conos y cintas. Por su parte, la vocera del NPS Jenny Anzelmo-Sarles dijo en comunicado a ABC News que "el National Park Service está monitoreando la situación y llamó a otros expertos para contribuir a la búsqueda de la mejor solución".
    
Anzelmo-Sarles explicó que agujeros de este tipo son normales en el área de Washington después de fuertes lluvias: "No pensamos que constituya riesgo alguno para la Casa Blanca, ni que sea el síntoma de un problema más grande".
    
Los medios estadounidenses recuerdan que hace un año se formó otro agujero en la residencia Mar-a-Lago del presidente en Palm Beach, Florida: en ese caso tenía 1,2 por 1,2 metros y era mucho mayor que el de Washington. Pero "muchos pensaron -subrayó hoy el Washington Post- que era una señal de algo, digamos, más profundo".


Agencia
Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.