Trump perdió el rastro de 1500 niños

El gobierno de Donald Trump admitió haber perdido la pista de al menos 1.475 niños inmigrantes procedentes de países centroamericanos, que repartió entre tutores particulares el pasado año y a los que no puede encontrar.
    
Se trata de menores que habían ingresado en el país cruzando la frontera de Estados Unidos por Texas, y que formaban parte de un grupo de algo más de 7.600.
    
El Departamento de Servicios Humanos y de Salud había puesto a los menores en manos de adultos nombrados ’sponsors’ en 2017, un procedimiento habitual para cobijar a los miles de niños que ingresan en el país de manera ilegal.
    
Autoridades locales informaron que, siguiendo el protocolo correspondiente, entre octubre y diciembre pasado se contactó con los tutores para confirmar que los menores se encontraban a buen recaudo. De los 7.635 que formaban el grupo original, 6.075 se hallaban aún en su destino, mientras que 28 se han escapado, 52 viven ahora con otras personas, cinco han sido deportados, y del resto las autoridades no tienen información.



Agencia
Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.