El dirigente socialista Sánchez promete “modernizar” España

El líder socialista Pedro Sánchez aseguró el viernes que utilizará el puesto de presidente del gobierno español para gobernar con decisión y ocuparse de los problemas sociales después de años de austeridad. Sánchez ganó por estrecha mayoría una moción de censura que significó el fin del gobierno del presidente Mariano Rajoy después que los tribunales condenaron a su Partido Popular por varios cargos de corrupción.

"Soy consciente de la responsabilidad que asumo y del momento político tan complejo que vive nuestro país", dijo Sánchez a la prensa en Madrid después que la moción de censura fue aprobada por 180 votos contra 169.

El líder socialista prometió buscar consenso en entre las fuerzas políticas para "transformar y modernizar" España y "atender las urgencias sociales de mucha gente que sufre precariedad y desigualdad".

La designación de Sánchez debe ser publicada en la gaceta oficial antes de que pueda prestar juramento ante el rey Felipe VI en los próximos días. Sánchez, líder del mayor partido de la oposición, pudiera prestar juramento el sábado y nombrar su gabinete la semana próxima.

Bajo la constitución española y para prevenir un vacío de poder tras una moción de censura, el autor de la moción _en este caso Sánchez_ es el nuevo líder del país con efecto inmediato.

El fin de más de seis años de Mariano Rajoy como jefe del gobierno marcó la primera caída de un presidente por votación parlamentaria en cuatro decenios de democracia.

Rajoy estrechó la mano de Sánchez al conocerse los resultados.

"Ha sido un honor ser presidente del gobierno de España. Ha sido un honor dejar una España mejor de la que encontré. Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo en su día, se lo deseo por el bien de España", dijo Rajoy. "Gracias a todos los españoles y suerte".

La reputación del Partido Popular de Rajoy sufrió un duro golpe por un fallo de la corte la semana pasada que lo identificó como beneficiario de una enorme trama de sobornos por contratos.

Sánchez aprovechó la oportunidad y consiguió suficientes votos de partidos pequeños para llegar al palacio La Moncloa, sede del gobierno.

Sánchez, de 46 años, asume el mando de la cuarta mayor economía de la eurozona en un momento en que la Unión Europea enfrenta numerosos retos, incluso la salida de Gran Bretaña del bloque y la continuación de la llegada de migrantes que entran al continente desde el norte de África.

En el frente interno, Sánchez encabezará un gobierno en minoría que probablemente tendrá que negociar acuerdos con otros partidos para que se aprueben sus medidas.
Publicidad

Redes Sociales

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de todas las noticias relevantes que suceden en tu ciudad.